• SYMPOSIUM 2016 - WORLD PROFESSIONAL ASSOCIATION FOR TRANSGENDER HEALTH (WPATH)

  • El Senado de la Nación declaró Cuerpxs equivocadxs de interés educativo y social

  • El hospital público a la vanguardia de la salud transgénero

  • Cuerpxs equivocadxs trata la transexualidad, un tema que provoca controversias y mucha confusión, tanto en la sociedad en general como dentro de los ámbitos académicos.

Últimas Notas

Rss

lunes, 25 de julio de 2016
Simposio Ansiedad y Sexualidad: Estrés de Minorías en personas Transgénero

Simposio Ansiedad y Sexualidad: Estrés de Minorías en personas Transgénero

El Dr. Adrián Helien participó como disertante en el marco del XIV Seminario Intensivo de Trastornos de Ansiedad 2016 organizado por la Asociación Argentina de Trastornos de Ansiedad (AATA).

Dentro del Simposio denominado “Ansiedad y Sexualidad”, el cual estuvo dirigido a profesionales del área de la salud, disertó sobre Estrés de Minorías en personas Transgénero.

El modelo de estrés de minorías llama a la reflexión sobre los efectos del estrés crónico que las minorías sexuales experimentan como resultado de su estigmatización.





martes, 19 de julio de 2016
Diversidad Sexual en la niñez y la adolescencia

Diversidad Sexual en la niñez y la adolescencia


El día 7 de junio el Dr. Adrián Helien junto con el abogado Dr. Iñaki Regueiro, disertaron sobre Diversidad Sexual en la niñez y la adolescencia.

La conferencia, que se realizó en la Sala Julio Cortázar de la Biblioteca Nacional, fue organizada por la Asociación de Prevención del Maltrato Infantil (ASAPMI).

La temática de la Diversidad Sexual en la niñez y la adolescencia sigue siendo uno de los temas más convocantes para los profesionales del área de la salud, la educación y el sistema legal.





Symposium 2016 - World Professional Association for Transgender Health (WPATH)

Symposium 2016 - World Professional Association for Transgender Health (WPATH)

Tengo la inmensa alegría de compartir la participación del Grupo de Atención a Personas Transgénero (GAPET) del Hospital Carlos G. Durand, en el Symposium 2016 de la World Professional Association for Transgender Health (WPATH). El mismo tuvo lugar en la Ciudad de Amsterdam entre el 17 y el 21 de junio del 2016. Fue el evento más importante referido a la temática de salud transgénero que convocó a más de 850 profesionales y activistas de todo el mundo.

En la foto, los integrantes del Grupo de Atención a Personas Transgénero: Dr. Javier Belinky, cirujano a cargo de las cirugías de reafirmación de género, y el Dr. Alberto Nagelberg, endocrinólogo a cargo de los tratamientos hormonales de reafirmación de género.



En este evento tuve la oportunidad de presentar el modelo de trabajo que venimos realizando en el Hospital Durand desde hace más de 10 años con el GAPET. Dicho trabajo fue muy bien recibido y con mucho orgullo pude comprobar que nuestra Ley de Identidad de Género es el modelo citado como referente a nivel mundial.

Como hecho anecdótico, la Reina de Holanda, Máxima Zorreguieta fue quien inauguró oficialmente el Simposio.

Una buena noticia es que el próximo Simposio de la WPATH se realizará en Buenos Aires, en el año 2018.


A continuación, comparto un resumen de la presentación que expuse en el evento.

Transgender health care at a public hospital in Buenos Aires

10-year experience

Before 2005, Argentinian health care system did not include trans care. There were some scarce surgical interventions that had to be previously authorized by a judge because they were forbidden.
In the year 2005 we gather together to create a Group for the Assistance of Trans People (GAPET).
In the year 2012 the gender identity law was enacted and promoted non-pathologizing and free health care.

Purpose: to present our 10-year experience at a public hospital in Argentina.
Method: descriptive study from 2005-2015 at Hospital Durand, a public hospital in Buenos Aires, Argentina. Description includes:

-GAPET group conformation and evolution
-Barriers to attention
-Standards of care
-10-year experience (before and after the Gender Identity Law N°26743/12)

Results: We attended N= 959 consecutive trans people in a 10-year period.
GAPET group include: psychiatrists, psychologists, urologists, gynecologists, plastic surgeons and endocrinologists. This group evolved incorporating professionals and educational resources that improved attention.

We describe barriers to attention that include language, resources, clinical records files, discriminative attitudes, among others and how we deal with them.
Standards of Care (SOC) according to WPATH and adjusted to our economical, social and legal media.

Outpatient and admitted patients for surgery at GAPET increased in these 10 years, particularly after Gender Identity Law. Likewise, after the law younger trans people started to consult and the group of FtM trans increased. The proportion FtM: MtF is 1:1.


Conclusion: An interactive group with professionals from different areas is needed to accompany the transition process and to give an integral care with quality to trans people. A non-pathologizing approach favors attention and gives us an innovative framework within the Argentinian health care system. 
domingo, 10 de julio de 2016
Sexo: los 10 mayores miedos de los hombres y mujeres en la cama

Sexo: los 10 mayores miedos de los hombres y mujeres en la cama

Una investigación norteamericana reveló cuáles son los grandes temores de ambos sexos durante el encuentro íntimo. La importancia de la primera vez.

El encuentro íntimo es una pieza fundamental de la vida de las personas. Según la Organización Mundial de la Salud es "un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales".



Al tener tal importancia, resulta normal que también se genere a su alrededor una serie de fantasmas, que pueden surgir a partir de las propias inseguridades, como de lo que "el otro" puede llegar a esperar. Los temores están allí, sobrevolando las sábanas, en silencios incómodos, en reflexiones con sabor a autoboicot, en ideas que cuando se convierten en palabras se traban, en miradas que no terminan de ser cómplices. Están ahí, siempre. Pero, ¿qué es lo que incómoda a cada género? ¿Es el miedo a una performance pobre? ¿Decir las palabras equivocadas en el momento justo?

Un informe de investigadores de las universidades de Tennessee y Mississippi publicado en el prestigioso The Journal of Sexual Medicine indicó que las experiencias traumáticas en la primera vez terminan por afectar en el resto de la vida sexual de los individuos. Factores como la frustración, decepción o miedo pueden acarrear tanto problemas psicológicos en la intimidad como disfunciones sexuales.

Adrián Helien, sexólogo del Hospital Durand, aseguró en diálogo con Infobae que "la primera relación sexual no es un hecho menor. Tiene una carga emocional importante y por eso en general queda indeleblemente marcada en nuestros cuerpos y mentes. Los errores de las primeras veces son muy comunes. Depende de cada persona si estas experiencias marcan traumáticamente su vida o no. De la sexualidad se aprende, hay que permitirse abrirse a la experiencia y aprender".

Sin embargo, a pesar de superar malas experiencias -o incluso sin haber pasado por una- es muy común que las personas sientan inseguridades a la hora de ir a la cama con su pareja, tanto estable como ocasional. Según una encuesta realizada por Superdrug Online Doctor a 2 mil participantes, mitad hombres y mitad mujeres, los varones son los que más miedos tienen antes y durante el acto sexual, aunque ambos sexos tienen varias preocupaciones, algunas de las cuales son compartidas, pero no necesariamente en el mismo orden de prioridad.

Para este estudio, los miedos fueron rankeados del 1 al 10. De acuerdo con los resultados, se puede dividirlos en cuatro categorías: inseguridades, consentimiento, satisfacción y eventos colaterales.

Top 10 para los hombres y para las mujeres


Según el relevamiento, lo que más pone inseguras a las mujeres es que los hombres no quieran usar preservativo. Esto no sorprende si se tiene en cuenta que una investigación reveló que existe una relación inversamente proporcional entre lo atractiva que un hombre encuentra a una mujer y sus ganas de no cuidarse durante un eventual encuentro sexual con ella.

En esta línea, su segundo miedo tiene que ver con la transmisión de enfermedades venéreas. Lo que llama mucho la atención -y es realmente preocupante- es el hecho de que las mujeres temen que los hombres no entiendan un "no" como respuesta. Este consentimiento obligatorio que debe existir en toda relación sexual, es una constante preocupación para ellas. ¿Le hará caso su amante cuando ella quiera parar?

Para los hombres, el miedo más grande fue el de contagiarse una enfermedad de transmisión sexual.

Luego comienzan a aparecer las inseguridades personales. Dos de los mayores temores pasan por la propia performance en el acto amatorio: la eyaculación precoz, lo que genera que el encuentro termine de manera súbita y que la pareja no logre llegar al clímax tan deseado.

También les preocupa uno de los temas más sensibles para el sexo masculino: "El tamaño". Mucho se ha escrito -y dicho- sobre la importancia -o no- de la longitud del miembro. A pesar de la constante repetición del género opuesto de que no importa mientras el amante sea lo suficientemente atento, los hombres ven a las dimensiones como un asunto de diván y temen las comparaciones de las mujeres con anteriores amantes.

Entre los miedos compartidos se encuentra cómo será la percepción ante los ojos del otro. Temen que al estar desnudos la pareja no los encuentre atractivos, o descubran alguna característica de su cuerpo desalentadora. Además, las mujeres tienen miedo de que se desarrolle alguna actividad corporal indeseada durante el acto sexual, y a raíz de esto, sentirse humilladas.

Infobae
lunes, 9 de mayo de 2016
Parejas desparejas: cuando el deseo no es de los dos

Parejas desparejas: cuando el deseo no es de los dos

Cinco de cada diez argentinos lidian con la discordancia sexual.

Uno quiere y el otro no. Y viceversa. ¿Te pasó que vos quieras tener relaciones y tu pareja no? fue la pregunta disparadora de una encuesta diseñada por la Universidad Abierta Interamericana (UAI) sobre Deseo Sexual Desincronizado o SDD, por sus siglas en inglés.
Según los expertos, esa conducta es un motivo de consulta cada vez más frecuente. El tema suele provocar malestar en la pareja y puede llegar a desembocar en malentendidos y falsas interpretaciones. Sobre todo del estilo "no le atraigo como antes", "quizá piense en otra persona" o "ya no le gusto".

A esa pregunta de la encuesta, cinco de cada diez entrevistados (todos en pareja) respondieron sí. Y la misma proporción aceptó luego que "de vez en cuando" tiene relaciones sexuales aún sin tener deseos en ese momento.

Para Adrián Helien, psiquiatra y sexólogo del Hospital Durand, hay que comenzar por reconocer que "así como tenemos distintos gustos, inclinaciones y necesidades, nuestros mapas del deseo también son diferentes y pretender coincidir siempre es un idilio que nos lleva directo a la desilusión".

¿Cuál es la razón de la discordancia? ¿Hay factores ajenos a la pareja? "Las circunstancias de mayor peso son las de la cotidianidad, ya que el trabajo, la familia, las cuestiones de la casa y la crianza de los niños, si los hay, ocupan un enorme tiempo y energía -dice Helien-. Si la pareja no administra bien estas actividades, la sexualidad queda relegada al último puesto. Y así como la regla general dice que el sexo trae más sexo, creo que aplicada en el sentido contrario es aún más contundente: cuanto menos sexo tengas, menos sexo vas a tener."

Según la encuesta de la UAI, realizada entre mujeres y hombres mayores de 18 años de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y del Conurbano bonaerense, la circunstancia ajena a la relación que más afecta el deseo sexual es el cansancio, respuesta por la que se inclinó el 41,1%. En segundo lugar, con el 21,8% quedaron el estrés y los problemas laborales, seguidos por la rutina (14,1%), las demandas de los hijos (12,4%), la falta de atracción sexual (5,5%) y la baja autoestima (5,2%).

Olga Tallone es psicóloga, sexóloga clínica y especialista en sexualidad tántrica. Dirige Tantra Club, lugar adonde acuden parejas que buscan mejorar o recuperar sus encuentros sexuales reconectándose desde lo afectivo.

"Vienen parejas con hijos chicos, es decir, con edades muy demandantes, que consultan porque sienten que están perdiendo frecuencia -cuenta Tallone-. Pero también hay parejas veinteañeras que llegan por el mismo motivo. Pero ojo, porque las circunstancias ajenas nunca son tan «ajenas». El deseo sexual está muy afectado por una comunicación pobre, falta de unión entre lo erótico y lo afectivo, y la lucha por el poder que, desde el inicio o en alguna fase del vínculo, se manifiesta inevitablemente."

La psicóloga, sexóloga y coach sexual Celia Laniado aconseja, ante todo, la conversación franca y abierta, ya que muchas veces el solo hecho de plantearlo mejora el panorama. "Hay que acostumbrarse a hablar de sexo con naturalidad, indagar sobre lo que le gusta a nuestra pareja. Atreverse a preguntar y abrir el diálogo abre también las posibilidades de mejorar los encuentros y evitar la discordancia", dice.

Y agrega: "Hay que estar alerta a que la discrepancia no se instale. Alguno de los dos tiene que dar el primer paso".

Disfunciones sexuales y SDD


Desde su experiencia clínica, tanto el sexólogo León Roberto Gindin, profesor de Sexualidad y Salud de la UAI, como la psicóloga y sexóloga Andrea Gómez, autora del libro Sexualidad, pareja y embarazo: mitos y verdades, de Lugar Editorial, sostienen que este fenómeno de discrepancia puede surgir también en el contexto de una terapia donde se revisa algún tipo de disfunción concreta, ya sea en el hombre o en la mujer.

"Suele aparecer, especialmente, cuando se necesita aumentar la frecuencia para corregir algún trastorno más específico con técnicas congnitivo-conductuales", señala Gindin.

Por su parte, Gómez dice: "Cuando hay problemas de erección, control eyaculatorio o dispareunia en la mujer [coito vaginal doloroso], por mencionar algunos ejemplos, y uno como terapeuta interviene con un trabajo en función de aumentar la frecuencia sexual para corregirlo, entonces, aparece el SDD... Que uno está motivado y el otro no, que cuando uno quiere el otro ya no tiene ganas".

"Hay que ir entonces más profundo -agrega-, revisar si existe alguna fobia o algún reclamo escondido. Y en el caso de diagnosticar un SDD como tal, hay que ahondar desde la psicoterapia para abordar esa situación porque, en realidad, para entender la sexualidad en la historia de una pareja hay que empezar por la historia individual de cada uno. Es decir, las propias experiencias, el inicio sexual, la educación y los propios permisos para el placer y el encuentro sexual sin tabúes".

Como dice Helien, "el sexo en piloto automático no existe, no funciona solo, y si uno quiere coincidir con el otro en tener relaciones sexuales, también hay que hacerse cargo y ocuparse de que eso suceda sin hacer conjeturas".

"Hay una creencia milenaria de que el sexo siempre es espontáneo y natural, y no es siempre así -asegura Laniado-. La idea de programar un encuentro sexual, acordado entre ambos, suele resultar muy placentero, y además permite la posibilidad de innovar. Darse el permiso para disfrutar alienta el acercamiento en la pareja y aleja la discordancia."

Soledad Vallejos| La Nación
Copyright © 2014 Tu Sexólogo Todos los derechos reservados
Brandly