Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Por el Dr. Adrián Helien

Sea novedoso o no, estamos ante una tendencia de ofertas referidas al sexo: coaching sexual, talleres de enriquecimiento erótico, de Kamasutra, reuniones tupper sex, y más.

Somos seres curiosos y, en general, durante toda la vida nos preguntamos cosas acerca del sexo. A todos nos interesa vernos como adecuados, aptos y capaces de disfrutar. Sin embargo, en la escena sexual contemporánea, no es tan sencillo acceder al placer.

Hay un mito muy vigente que dice que la sexualidad es natural y espontánea. Esta mentira se descubre cuando chocamos con la realidad y nos damos cuenta de que las disfunciones sexuales son tan comunes como los resfríos.

La sexualidad se aprende, aunque muchas veces aprendimos poco y mal; por lo tanto, reflexionar acerca de lo que sabemos y de cómo podríamos enriquecer nuestro erotismo sería muy bueno.

Pero estas propuestas, ¿sirven para mejorar la sexualidad o no?

Sirven cuando están en manos de profesionales especializados que dan información científica actualizada. Que, además, saben de manejo de técnicas grupales y dan espacio a la subjetividad de los participantes. Por otra parte, hay temas, como la capacidad de desarrollar intimidad y amor, que no pueden enseñarse. Se requiere un conocimiento personal que luego se juega en el encuentro con el otro.

Aun así, cuanto más sepamos de sexo, tendremos más posibilidades de disfrutarlo. Aunque la maravilla del encuentro con el otro seguirá teniendo la incertidumbre y la magia de ese momento..


Sobre Adrián Helien

Médico especialista en Psiquiatría y Sexóloga Clínica. Coordinador del Grupo de Atención a Personas Transexuales (GAPET), División Urología del Hospital Durand.
«
Siguiente
»
Anterior